La hinchazón de manos es una situación peculiar y poco común que puede sucederle a tu cuerpo cuando sales a caminar o correr. Esto significa que las manos hinchadas son un efecto adverso del ejercicio que suelen experimentar tanto marchistas como corredores, especialmente durante los climas cálidos.

Aunque la hinchazón generalmente desaparece poco después de completar tu entrenamiento, es importante que tomes en cuenta ciertas medidas para abordar la afección.

Te recomendamos: 7 tips para lograr un mejor desempeño al nadar

Ante ello, la marchista de larga distancia Melanie Jonker, junto con el médico de medicina deportiva Edward R. Laskowski y la experta en ejercicio Bonnie Stein, nos brindan las siguientes sugerencias para prevenir o aliviar este problema:

1. Quítate los anillos y afloja tu reloj o pulsera antes de caminar o correr. Si tienes mucha hinchazón en los dedos, los anillos pueden causarte incomodidad. Déjalos a salvo en casa. Afloja tu reloj de pulsera o la correa de tu monitor de actividad (banda fitness).

2. Usa detectores de pulso que se coloquen más arriba de tu muñeca. Si tu banda o reloj inteligente necesitan estar apretados para detectar tu ritmo cardíaco, llévala más arriba en tu muñeca o antebrazo, en lugar de colocarla en la parte más estrecha de la muñeca.

3. Equilibra tu consumo de agua y sal. Pierdes agua y sal cuando sudas. Bebe bebidas deportivas después de la primera hora al caminar y sudar. Cuando sea posible, pésate antes, durante y después de tu caminata para que sepas si estás bebiendo demasiado o muy poco. Tu peso debe permanecer igual. Para caminatas de resistencia, sigue las pautas de maratón y medio maratón. En cuanto a tu salud general, quizás debas verificar tu consumo de sal para corroborar si estás excediendo las pautas recomendadas.

4. Lleva un bastón y cámbialo de mano mientras caminas. Esto aumentará el uso de los músculos en tus manos y brazos y te ayudará a mejorar el bombeo de sangre hacia tu corazón.

5. Carga con un objeto pequeño para sujetarlo de vez en cuando mientras caminas o corres, como una almohadilla de espuma pequeña, una pelota de goma o una linterna. Esto ejercitará los músculos del brazo y mejorará el retorno de la sangre al corazón.

6. Haz círculos de brazos cada pocos minutos, hacia adelante y hacia atrás. Esto también ayudará a aflojar los hombros. Aprovecha esto como una oportunidad para verificar su postura al caminar.

7. No aprietes las manos, manténlas relajadas y ligeramente abiertas. De vez en cuando, estira todos los dedos durante unos segundos y luego cierra el puño. Repite esto varias veces. Puedes intentar tocar el piano o el acordeón, pues son actividades en las que solo utilizas los dedos.

8. Usa el movimiento correcto del brazo. Pon el brazo doblado en un ángulo de casi 90 grados y balancéalo hacia adelante y hacia atrás teniendo el hombro relajado, en lugar de abrir y cerrar el brazo por el codo.

9. Apoya las manos sobre tu cabeza durante unos segundos para elevarlas por encima del nivel de tu corazón.

10. Haz ejercicio durante los momentos más frescos del día. Las manos hinchadas son más comunes en climas cálidos, por lo que elegir la parte más fresca del día para caminar o correr, o encender el aire acondicionado cuando estés en la caminadora, puede ayudar a reducir el problema.

NOTA IMORTANTE: Considera que estas soluciones podrían no prevenir por completo la hinchazón de manos, pues son un síntoma normal que ocurre cuando practicas ejercicio, especialmente durante los climas cálidos o calurosos. Tu cuerpo está tratando de mantenerse fresco, y enviar sangre a tus manos y sus dedos es una de las formas en que lo hace.

 

Fuente: Very Well Fit

Comments

comments

Compartir