Muchas personas asocian las lesiones deportivas con huesos y tendones rotos, pero en los deportes sin contacto, la gran mayoría de las lesiones se presentan gradualmente. El estrés se acumula durante semanas o meses y puede causar dolor en las rótulas, así como fracturas por estrés, tablillas de espinilla, tirones musculares, esguinces, sensibilidad en el tendón de Aquiles o ardor en el talón.

Te recomendamos: 5 ejercicios para mejorar la fuerza en tus manos y dedos

Estos problemas afectan a la mayoría de los atletas en un momento u otro. Los médicos los llaman «lesiones por uso excesivo», pero no necesariamente tienes que hacer un esfuerzo o tiempo extra al entrenar para obtenerlas. Los zapatos gastados, las superficies desiguales para correr y las peculiaridades de la estructura corporal pueden contribuir a empujar tus músculos, tendones y huesos más allá de tus límites.

Por ello, aquí te dejamos algunos consejos para prevenir las lesiones por uso excesivo:

  1. Calienta antes de estirar.
  2. No te presiones hasta sentir dolor. La incomodidad real es una señal de que algo está mal o que estás exigiéndole de más a una parte de tu cuerpo de lo que puede aportar en este momento.
  3. Aumenta tus entrenamientos gradualmente. Si eres corredor(a), no aumentes tus kilómetors en más del 10 por ciento por semana.
  4. No corras más de 70 km por semana. Correr más allá de eso no vale la pena: probablemente no mejorará tu resistencia, y definitivamente aumentará tu riesgo de lesiones.
  5. Corre sobre superficies suaves y planas.
  6. Alterna días de entrenamiento duro con días fáciles.
  7. Adquiere zapatillas para correr nuevas cada 800 km. Con el uso, los zapatos pierden su capacidad de absorber los golpes.
  8. Si haces pronación (la parte interna del pie se inclina hacia adentro) o tienes otro problema de alineación, es posible que puedas evitar lesiones al usar un inserto o plantilla de zapatos de venta libre. Pregúntale a tu médico si tales insertos podrían funcionar para ti.
  9. Las mujeres y las adolescentes deben asegurarse de obtener suficiente calcio, ya sea de su dieta o de suplementos.
  10. Las fracturas por estrés son 10 veces más comunes en mujeres que en hombres. Mejora tus probabilidades de evitarlas asegurándote de obtener suficientes minerales y vitaminas cruciales para construir hueso.

 

Fuente: Health Day News

Comments

comments

Compartir